Seguridad || ALERTA: deterioro en las condiciones de seguridad en el estado de Tamaulipas.

Seguridad || ALERTA: deterioro en las condiciones de seguridad en el estado de Tamaulipas.

El estado de Tamaulipas ha registrado en el transcurso del año, un deterioro de sus condiciones de seguridad por parte de la actividad criminal relacionada con el crimen organizado, tanto para habitantes, empresas, así como para aquellos que transitan por el Estado. Derivado de esto, se debe de tomar en consideración siguiente:

 

1.        Los municipios de Reynosa, Rio Bravo, Díaz Ordaz, Camargo, Miguel Alemán y Nuevo Laredo se encuentran en foco rojo de actividades delincuenciales, sin limitarse sólo a estos.

 

Enfrentamientos y privaciones de la libertad pueden suscitarse en dichos municipios por parte de elementos de la delincuencia organizada. 

 

2.       En vías de comunicación desde y hacia Tamaulipas, en especial en la carretera Monterrey – Laredo, pueden presentarse retenes por parte del crimen organizado, así como eventos de robo de vehículos, así como de privaciones de la libertad, sobre todo en los límites estatales.

 

El robo de pertenecías y extorsiones (cuotas) son más frecuentes, pero no se limitan, a las cercanías de los cruces fronterizos.

 

3.       Los continuos señalamientos de colusión por parte de la policía estatal con el crimen organizado podrían mermar la confianza de la ciudadanía en la fuerza de seguridad. Elementos del ejército mexicano y de la secretaria de marina se encuentran constantemente patrullando la ciudad, y contarían con una mayor percepción de confianza.

 

En este sentido, caravanas del integrantes del crimen organizado podrían visualizarse en los municipios, así como en las vías de comunicación, sobre todo carreteras libres (estatales y federales) y en la frontera con los Estados Unidos.

 

La capacidad de respuesta por parte de las autoridades podría ser limitada.

 

  •    Insights

 El 19 de junio, 19 personas fueron asesinadas en la ciudad de Reynosa, a manos de comandos armados del crimen organizado, realizándose la detención de 13 personas relacionados con este hecho. Esa misma semana, fueron detenidos 25 personas, se liberaron 119 personas privadas de la libertad, así como se realizó el aseguramiento de narcóticos y armas.

 

Estos hechos, se suman a una larga lista de eventos violentos en el estado, aunado a una serie de desapariciones de personas en el trayecto de la vía Monterrey – Nuevo Laredo.

 

1.         Persisten dudas sobre los verdaderos responsables de estos hechos violentos. Esto a pesar de la detención de un presunto delincuente de alto perfil (Jorge Iván Cárdenas Martínez, alias la Vaca, jefe de plaza del CDG), y presuntamente responsable de los hechos.

 

Las acciones gubernamentales estuvieron a cargo del Grupo de Operaciones Especiales (GOPES). Este grupo de elite de la policía ha sido vinculado con el asesinato de 19 personas en el mes de enero en el municipio de Camargo (al momento, 12 elementos han sido vinculados a proceso por este hecho).

 

Ha sido constante la denuncia de civiles, aludiendo a que elementos de la policía han detenido a familiares o amigos, sin que tuvieran relación con comprobada, y les han acusado de nexos con el crimen organizado o delitos.

 

Este grupo de elite ha recibido entrenamiento por parte del gobierno de los Estados Unidos, sin embargo, la falta de supervisión y fiscalización de recursos y actividades, ha mermado su actuar.

 

2.        El sistema de justicia en Tamaulipas tiene un récord negativo en cuanto al procesamiento exitoso de delitos, siendo la impunidad e ineficiencia penal una constante.

 

Esto ha permitido que los integrantes del crimen organizado continúen operando con impunidad en la entidad, ya que la probabilidad de detención, procesamiento y condena es mínima.

 

3.       El gobernador del estado, Francisco Javier Cabeza de Vaca, enfrenta acusaciones, sin que se haya llegado a más, sobre presuntos nexos con el crimen organizado, en especial con el cártel del Golfo, así como con presuntas operaciones de «lavado de dinero». En este contexto, esta semana fue detenido el empresario Baltazar Higinio Reséndez Cantú, señalado por su relación como prestanombres del gobernador tamaulipeco Cabeza de Vaca.

Esto podría traer consigo fricciones entre el gobierno del estado de Tamaulipas y el gobierno federal, así como generar implícitamente una falta de coordinación entre autoridades. Hay que recordar que el gobernador del estado tiene un proceso de desafuero para una orden de aprehensión por parte del a Fiscalía General de la República por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero, sin embargo, el congreso del estado mantiene su fuero en su ámbito de competencia hasta el año 2022, esto al señalar que se trataría de una vendetta política hacia Cabeza de Vaca.

 

4.       Durante el presente año, en la vía que comunica a Monterrey, Nuevo León con Nuevo Laredo, Tamaulipas, se han reportado una serie de “desapariciones” de personas. Al 22 de junio, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón señaló que se tenía conocimiento de 57 desapariciones forzadas, de las cuales 17 personas ya habían regresado con sus familiares. Sin embargo, al 27 de junio, se tenían reportadas extraoficialmente 109 personas en calidad de “desaparecidas” o “privadas de la libertad”.

 

Las autoridades de ambos estados han estado evadiendo culpas, señalando que las desapariciones corresponden al Nuevo León y viceversa.

 

Recientemente, en redes sociales, circuló un video dónde una familia es despojada de su vehículo en el tramo de Mamulique, en el estado de Nuevo León.

 

5.       Tamaulipas es un estado estratégico para el crimen organizado: Nuevo Laredo es el puerto comercial más grande de México hacia los Estados Unidos, y es un paso importante para la introducción de narcóticos al vecino del Norte. Asimismo, es una de las principales rutas de tráfico de migrantes centroamericano hacia los Estados Unidos.

 

6.       La violencia asociada al crimen organizado se puede incrementar derivado de la pugna entre grupos antagónicos, tanto facciones del mismo cártel (facciones contraria del cartel del Golfo – Escorpiones y Ciclones vs Metros) así como con otros cárteles (cártel del Noreste y, en menor medida, incursiones del cartel de Jalisco nueva generación).

 

Mientras que Reynosa es bastión del cártel del Golfo, el municipio de Nuevo Laredo sería el centro de operaciones del cártel del Noreste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *